Para aplaudir de pie es ‘El Turco en Italia’ de los cantantes chilenos

Ricardo Seguel y Patricia Cifuentes en el dúo del segundo acto.

Por René Naranjo S. 
El pasado martes 18 de agosto, la función de estreno de la ópera’ El turco en Italia’, de Rossini, con Elenco Estelar fue portentosa e inolvidable. 

En el escenario del Teatro Municipal de Santiago, seis cantantes chilenos: Patricia Cifuentes Soprano Ricardo Seguel Iturra Patricio Sabaté Sergio Gallardo Yaritza Veliz Aquea y Diego Godoy-Gutiérrez, y uno argentino, Santiago Burgi, bajo la dirección experta del español José Miguel Pérez-Sierra, entregaron performances del más alto nivel en esta ópera de máxima exigencia musical. 

‘El turco en Italia’, compuesta por Rossinidos años antes de ‘El barbero de Sevilla’, es una ópera de deliciosa y brillante musicalidad, extensa y tremendamente difícil. 

La música se prolonga por 160 minutos de constantes precipicios vocales, de coloraturas largas y de cambios de ritmo que ponen a pruebaal cantante más fogueado. El libreto de Felice Romani (quien años más tarde escribió ‘El elixir de amor’ y ‘Norma’) es también extenso, con complicados recitarivos en Re Mayor y largas arias que memorizar. 

El tono de la ópera también es singular. Tiene mucho de comedia bufa, en especial en el personaje de Don Geronio, pero también presenta pasajes de inspirado y melodioso belcantismo, que presagian a Bellini y Donizetti, como el romántico dúo del segundo acto entre Fiorilla y Selim. Ni hablar de la escena final de la Fiorilla, que incluye coro y que remata con la colosal aria ‘Caro padre, madre amata’, para la cual la soprano debe dosificar energía vocal y física.

En todas estas exigencias, este Elenco Estelar brilla al más alto nivel, para entregar (apoyado por el sólido y atento trabajo orquestal que conduce José Miguel Pérez-Sierra) una función consagratoria. 

Yo salí conmovido. Admirado. Emocionado. A varios de los cantantes chilenos los he visto crecer profesionalmente y sé del rigor y autodisciplina con la que enfrentan cada desafío. En ‘El turco en Italia’ el escenario del Municipal reluce con el elegante canto de Sabaté, la potencia y prestamcia de Seguel, la simpatía y solidez interpretativa de Gallardo, el compromiso, arrojo y técnica de la Cifuentes, que canta todas las endiabladas notas de Fiorilla, los magníficos matices que ofrece la debutante Yaritza Véliz (vaya promesa de la ópera chilena) y el talento emergente de Godoy.

Les doy el dato: corran a comprar entradas para la función de mañana viernes 21 en el Teatro Municipal de Santiago. Llenen el teatro, déjense llevar por las melodías y crescendos del maestro Rossini y disfruten todo el arte de los artistas nacionales. 

Son tres horas para aplaudir de pie!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s