En este nuevo texto, Quintín deliciosamente reflexiona sobre el buen juego de la selección alemana de fútbol; especula acerca de los subtextos gay de Proust y las reiteraciones de ”El mundo de Guermantes’ y comenta un libro de cuentos de Ed Wood, que sólo vivió 54 años y es, perversamente, considerado el peor cineasta de la historia.

Deja un comentario