‘El Lago de los Cisnes’ inunda Rancagua con emoción y calidad

12347613_472372579612292_7882238936485519692_n

 

Por José Luis Arredondo

El Teatro Regional de Rancagua estrenó el pasado fin de semana una excelente producción del célebre ballet “El Lago de los Cisnes”, de P. I. Tchaikovsky.

La presente versión del ballet ruso se pone a la altura de las mejores producciones que hemos visto en Chile de esta conocida obra. Tanto el cuerpo de baile como los solistas exhiben una depurada técnica y un buen nivel expresivo para llevar a escena la trágica historia del príncipe Sigfrido y su amor por la joven Odette, convertida en cisne por el hechizero Rothbart.

La bailarina cubana Alejandra Martínez (solista del Teatro Teresa Carreño de Caracas, Venezuela) interpreta a una Odette / Odile de primera línea. A una técnica depurada, suma una excelente presencia escénica y enorme seguridad al abordar uno de los roles más difíciles con que cuenta el ballet clásico. En su parte de Odile (El Cisne Negro) deslumbra a la audiencia, que la premia con reiterados aplausos. Mención especial merece la primera escena de la segunda parte (En el Palacio), momento en el que tanto Odile, como su mentor Rohbart, el príncipe y el cuerpo de baile demuestran estar todos y todas a la altura de la enorme exigencia que implica esta afamada pieza de danza.

El joven bailarín chileno Simón Hidalgo interpreta a un Sigfrido de mucha prestancia y nobleza, que sabe lucirse en un rol de sufriente enamorado, y también sirve a su partner de forma impecable.

El hechicero Rothbart, a cargo del también chileno Christopher Montenegro, no se queda atrás y da con la cuerda siniestra que envuelve a este personaje con apariencia de un ave de rapiña. Es un rol de intensa exigencia, que lo coloca a la par de los protagonistas para conformar un trio de sólido nivel.

Destacada participación tiene en este montaje un compacto cuerpo de baile que demuestra experiencia en números de alta complejidad (danza de las princesas, pas de quatre, danza napolitana, danza española y otros). Loulia Koutnekova y Milenka Kisilak (Rusia), José Luis Campos (España), Mariselva Silva (Venezuela), Margarita Juan, Bárbara Painecura, Eugenia Ordóñez y Carlos Inostroza (Chile), se lucen en sus números con mucha seguridad y expresividad, y acentúan el marco de belleza plástica que caracterizan esta versión.

Muy buena es la coreografía de Italo Jorquera y muy llamativa y estética resulta la escenografía (una pantalla LED en la que se generan las imagenes de los distintos ambientes), el vestuario y la iluminación de Patricio Pérez.

Corona la velada una gran ejecución musical a cargo de la Orquesta Sinfónica Nuevo Mundo bajo la dirección del cubano Eduardo Díaz. La bella partitura es ejecutada con marcado acento romántico, como debe ser, en una entrega que deslumbra por su fuerza, volumen, densidad y dramatismo.

Este solvente estreno del ballet ‘El Lago de los Cisnes’ en Rancagua promete excelentes sorpresas artísticas en el futuro cercano y debiera ser incentivo para que otras salas regionales transiten sendas parecidas.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s