Un Mozart luminoso y profundo hizo vibrar al Municipal de Santiago

17434481_1678336445540003_5280967295877740399_o

Por José Luis Arredondo A. //

“Siempre he preferido tener a Dios ante mis ojos, y mantener a aquellos amigos que realmente respetan la religión”, con estas palabras, Mozart se refería a sus valores religiosos y afectos, aún siendo un artista bastante liberal, muy cercano a la Masonería y, probablemente, agnóstico.

La religiosidad de este genio musical es algo vivo, palpable y de amplio espectro. Nos puede conmover e incluso angustiar con la desgarradora y lacerante belleza de la “Misa de Réquiem”, así como hacernos experimentar una profunda sensación de paz y alegría cuando escuchamos obras en las que su alabanza divina se impregna de luz.

Este último fue el caso del programa que ofreció como tercer concierto de la presente temporada el Municipal de Santiago y que se denominó “Mozart espiritual”. La velada partió con una obra poco difundida pero de vital importancia dentro de su producción religiosa, las “Vísperas solemnes del confesor en Do Mayor” K. 339, es una pieza de 26 minutos en las que el genio Salzburgués pone en música seis salmos, que habitualmente se incluyen en la liturgia, muy expresivos, en varios momentos exultantes y variadamente alegres.

Aquí el protagonista principal es el coro, que enmarca con melodías de luminosa belleza la labor de los cuatro solistas, que en esta oportunidad fueron Patricia Cifuentes (soprano), Evelyn Ramírez (mezzosoprano), Francisco Huerta (tenor) y Patricio Sabaté (barítono). Excelente labor del coro en esta parte, que como base de toda la obra, lo mismo los solistas, de probada calidad y experiencia, nos hicieron llegar toda la lírica potencia de estas “Visperas…”, gracias a una inspirada dirección del maestro Konstantin Chudovsky frente a la Orquesta Filarmónica, que dieron a la primera parte del concierto la nota precisa para entrar en la atmósfera de religiosa alegría que envolvía la noche.

17311078_1678336635539984_2180717508442588554_o

El intermedio de veinte minutos dio paso al plato fuerte del programa, la “Gran Misa en Do Menor” K. 427, pieza mayor dentro de la vasta producción Mozartiana y una de sus más difundidas de carácter religioso. Esta misa nació como una promesa del músico a su padre, en el sentido que escribiría una obra para celebrar su matrimonio con Constanza Weber, promesa que cumplió a pesar que ya estando casado con Constanza siguió componiendo partes hasta prácticamente la llegada de su primer hijo. Un misterio no resuelto por los investigadores musicales es el por qué Mozart dejó finalmente inconclusa la obra a la que dedicó tanto tiempo, posible explicación, creo yo, es que haya priorizado otros proyectos que aliviaran su siempre alicaída economía.

La “Gran Misa en Do Menor” es una pieza gigantesca, casi una hora en la que se celebra al creador y su obra de manera apoteósica, dieciocho partes desde el Kyrie al Agnus Dei en las que coro y solistas se funden en una alabanza llena de luz y energía. Es una obra sobretodo brillante, en la que la celebración al hijo de Dios se despoja del dolor que conlleva siempre el repaso a su dolorosa pasión, para tornarse alegra en la fe de la resurrección y al vida eterna.

Toda la luminosidad y mística de la obra, que resulta casi una combinación químicamente pura de barroco y clasicismo, fue servida de forma exultante por la orquesta, el coro y los solistas, con difíciles partes en las que las cantantes deben lucir gran dominio de la coloratura, todos siempre bajo la dirección de Chudovsky, que en este caso fueron Patricia Cifuentes (soprano), Marcela González (soprano), Francisco Huerta (tenor) y Patricio Sabaté (baritono), quienes en una vibrante entrega como conjunto, crearon la atmósfera de alegría y solemnidad que caracteriza esta enorme obra musical y a la que sirvieron de forma notable gracias a su calidad y experiencia interpretativa.

Un tercer concierto redondo, interpretado con calidad y entrega y que el público celebró con prolongados aplausos.

“Mozart Espiritual”. Muncipal de Santiago. 22 y 23 de marzo 2017.

17434629_1678344162205898_8228588289118799849_o

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s