“Dominancia”: el teatro y la música al rescate de nuestra memoria histórica

DOMINANCIA._DANIEL_BARAHONA_53.jpg.1240x1024_q85

Por José Luis Arredondo A.

En la historia de nuestro país, las violaciones a los derechos humanos han tomado distintas formas, estas van desde la prisión política, la tortura y la desaparición forzada, hasta la discriminación que sufren los pueblos originarios y los inmigrantes, pasando por cotidianos hechos de violencia en contra de las llamadas “minorías sexuales”.

“Dominancia” es una obra creada por la actriz Verónica González y el músico Andreas Bodenhöfer, que se preocupa de escenificar distintos momentos, en nuestra historia reciente sobretodo, en los que el estado chileno ha pasado a llevar nuestros derechos más básicos, partiendo por el derecho a la vida.

Así, y en una estructura que tiene mucho de Cantata, un grupo de actores y actrices, son el vehículo mediante el cual nos llegan relatos extraídos de la realidad vivida por quienes sufrieron represión al interior de Colonia Dignidad, así como hombres y mujeres apresados y torturados durante la dictadura, y más recientemente, hijos de inmigrantes que sufren la discriminación por su nacionalidad o color de piel.

El discurso tiene la fuerza del relato verídico y de la emoción que gatilla en nosotros el saber que todas las atrocidades narradas le ocurrieron a compatriotas nuestros no hace tanto tiempo. Chilenos, por nacimiento o por adopción, maltratados por chilenos que mandatados por el estado, infligieron dolor y muerte, ayer y también hoy en nuestra presente democracia.

El texto va evidenciando, a medida que avanza, que estos atropellos se han convertido en algo sistemático y que han adoptado diferentes formas: el régimen de represión a los colonos alemanes y  disidentes chilenos por parte de la jerarquía de Colonia Dignidad, avalada y ocultada por la derecha política durante el régimen de Pinochet; los atropellos y el despojo de que ha sido víctima el pueblo mapuche desde la llamada “Pacificación de la Araucanía” hasta hoy; el reguero de muerte que dejó la dictadura militar; la violencia que viven a diario muchos de los inmigrantes (sobretodo los latinos), que llegan a nuestro país en busca de una mejor vida, y también la violencia y discriminación que viven a diario homosexuales y lesbianas que deben convivir con una sociedad claramente discriminadora y homofóbica.

dominancia.png.940x300_q85_box-0,9,940,310_crop-smart_upscale

La obra expone claramente que hemos internalizado y socializado la violencia, y lo que es más grave, que nos hemos acostumbrado. El titulo completo de la pieza es “Dominancia o la trangresión autorizada”, en el sentido que Chile como estado (que autoriza) ha sido el causante de la mayor parte de la violencia ejercida contra el pueblo.

El texto es entregado por el grupo actoral con claridad, energía y contenida emoción, de frente al público y con clara intención testimonial, en una forma que remite al distanciamiento Brechtiano en su forma más ortodoxa, privilegiando la claridad política de los hechos. La estructura se apoya en una excelente partitura de Bodenhöfer, en la que abunda una enérgica percusión remarcada por un punzante uso de los vientos y las cuerdas. Reafirman el discurso un muy buen uso de imágenes de video, fotografía y también audio que dan fe de la veracidad de los hechos narrados (fotos de centros de tortura, mapas de lugares aludidos y la réplica en primer plano de lo que, por momentos, ocurre en escena – efecto este de claro distanciamiento -).

Valiosa obra en la que el teatro se une a la música en una propuesta de carácter testimonial y contemporáneo, para repasar y no dejar que el tiempo y el olvido sepulten el horror de tiempos no muy pasados en nuestra historia. Y sobretodo un llamado de atención a que la violencia toma diferentes formas, ya sea dictadura o democracia, pero siempre se hace presente en nuestra vida. La tarea de erradicarla depende en gran parte del estado, pero también de nosotros.

Flota al final de la pieza un “No olvidar”, que es una llamado a nuestra memoria histórica y colectiva.

Dramaturgia Andreas Bodenhofer y Verónica González
Intérpretes Arantxa Bodenhofer González, Verónica González Vallejos, Karen Wenvl, Renzo Briceño, Sandro Larenas Pino y Annie Murath
Camarógrafo Alexis Moreno
Músicos Andreas Bodenhofer Alexander, Héctor Antonio Marchant Cuevas, Dominique Arenas, Moisés Mendoza, Simone Caiafa Sepúlveda, Alfonso Vergara Valencia, José Piña Valenzuela, Leonora Letelier y Canela Bodenhofer González
Diseño sonoro Carlos Barros
Diseño de iluminación Julio Escobar
Productor Camilo Parada

20161030_215945.jpg.1240x1024_q85

21 al 30 Abr 2017
Viernes a Domingo – 20 horas

Edificio A, piso 1, Sala A1

$ 6.000 Gral.
$ 3.000 Est. y 3ed.

$ 7.000 Gral. Internet
$ 4.000 Est. y 3ed. Internet

-20% y -30% gral. Club de Lectores El Mercurio.
2x $5.000 Membresía Adulto Mayor.
2×1 gral. Membresía Profesores, Membresía BiblioGAM, SIDARTE, ACHS, ADTRES y GESTIONARTE, SINATTAD

*Descuentos exclusivos para el valor general. No acumulables con otras promociones

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s