Triunfal “Barbero de Sevilla” con elenco nacional recibe ovación en un repleto Municipal de Santiago

foto_0000002120180927152115
Patricio Sabaté (Fígaro) y Evelyn Ramírez (Rosina) bailan una cueca en el dúo del primer acto, ‘Dunque Io son’.

Por José Luis Arredondo.

Ya en las afueras del Municipal de Santiago se hacía sentir una energía especial; una larga fila de espectadores auguraba sala repleta y eso siempre crea una atmósfera única para el espectáculo lírico.

Era la noche debut del elenco nacional de “El Barbero de Sevilla”, la ópera más célebre de G. Rossini, y fue a sala llena, con un público que tempranamente -al final de la famosa obertura de la ópera- ovacionó la labor de la Orquesta Filarmónica bajo la dirección del maestro español José Miguel Pérez-Sierra. Era un indicio de lo que venía por delante.

La conducción orquestal de Pérez-Sierra entrega en brillante bandeja de plata toda la riqueza de la partitura. Fina, elegante, noble, impregnada de detalles y con una nota de belleza que nos evoca de fondo un delicado tono mozartiano, todo fluye sin dejar de lado el frenesí y la locura que late en todo el desarrollo de la historia.

42478650_3044267232280244_4774966012002959360_n

En el argumento, el Conde de Almaviva (aquí interpretado por el tenor argentino Santiago Ballerini) se hace pasar por el estudiante Lindoro para conquistar a la joven Rosina (la mezzo chilena Evelyn Ramírez). A este amor se interpone el Doctor Bartolo (Sergio Gallardo), tutor de Rosina, un vejete que tiene intenciones de casarse con ella lo más pronto posible. El barbero Fígaro (Patricio Sabaté), un buscavidas casamentero y hacelotodo, será el encargado de urdir y llevar a cabo el hilarante plan que unirá al Conde y Rosina, y arruinará los planes del ambicioso y avaro Doctor.

42572737_3044265235613777_4267359564048891904_n

La producción, firmada por Fabio Sparvoli, es la misma que apreciamos ya en 2008 y 2013, y se mantiene tan fresca y hermosa como la primera vez. Es una puesta en escena que no muestra signos de vencimiento, y que resulta ágil, liviana, lúdica, colorida, festiva, de fuerte acento cómico e inspirada en la estética de la Commedia del’Arte y en el Cómic.

El barítono Patricio Sabaté demuestra una vez más que maneja el rol de Fígaro al revés y al derecho. Pone el peso preciso a cada frase, la entonación justa a cada intención, y construye una performance escénica jugada sin exageración, suelta, fluida y divertida, enmarcada en una musicalidad que pasa de la voz al cuerpo en perfecto equilibrio.

42534142_3044266802280287_4593807048826683392_n

El tenor Santiago Ballerini llenó el rol del Conde Almaviva en todos sus ribetes, marcando un debut en nuestro país que se recordará por mucho tiempo. Ballerini posee el timbre perfecto para el papel y una agilidad que le permite pasearse por las constantes exigencias de la partitura sin escatimar ningún detalle, haciendo gala de fluida coloratura y agudos revestidos de una musical, bella y armoniosa línea de canto, que fueron el deleite de la audiencia.

La guinda de la torta fue su extensa aria final “Cessa di piú resistere”, interpretada en forma vibrante. En escena, el tenor argentino se mueve con soltura y denota carisma.

42595351_3044266685613632_5703977874898288640_n

La Rosina de la mezzosoprano Evelyn Ramirez está dibujada con la calidad que da la experiencia y el conocimiento del estilo y el rol. La reconocida cantante chilena sabe expresar muy bien la picardía y el barniz de simulada candidez que caracteriza a su personaje.

42478946_3044265315613769_4351829811140755456_n

El bajo-barítono Sergio Gallardo compone un Doctor Bartolo sin fisuras, que se apodera de cada escena con la seguridad que da el manejo total del papel que exhibe el intérprete. Gallardo tiene un timbre robusto y gran volumen, que junto a su ductilidad, dotes actorales y manejo de los códigos del estilo buffo, configuran una entrega en extremo completa y expresiva.

42535565_3044266428946991_3922768015698952192_n

El bajo-barítono venezolano Alvaro Carrillo, en su debut en nuestro país, ofrece un Don Basilio cómicamente oscuro y un tanto patético, apoyado en un timbre robusto y de buen cuerpo y color, potenciado por un volumen generoso y una linea musical expresiva.

La Berta de la soprano chilena Marcela González Janvier se luce en su actuación a lo largo de la obra y en su aria “Il vecchiotto cerca moglie”, que fue coronada por un fuerte aplauso de la audiencia. El Fiorello del barítono cubano radicado en Chile, Eleomar Cuello, se impone con presencia y mucha seguridad.

42501518_3044266722280295_2041004820252327936_n

Como siempre el Coro, masculino en este caso, se coloca a la altura del desafío que implica en lo musical y teatral esta obra, y sale airoso, bajo la tutela del maestro Jorge Klastornick.

Y aunque ya no es novedad que un elenco mayormente nacional ofrezca una interpretación de semejante calidad, esta velada en particular se alza a mi parecer, por todos los componentes, como lo mejor en lo que va de esta temporada lírica del Municipal de Santiago.

42570091_3044265342280433_2615570499840770048_n

“El Barbero de Sevilla”, de G. Rossini, en el Municipal de Santiago. Funciones del Elenco Estelar: 26 y 28 de septiembre de 2018.

Fotos de Edison Araya.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s