Por José Luis Arredondo.

Los Bromberg son el fiel retrato de la familia típica norteamericana, esa que habita la llamada América profunda. Estamos en Pocatello, Idaho, a inicios de los años 70. Robert, el padre, tiene una florería, Mary Ann, la madre, es dueña de casa, y completan el cuadro tres hijas: Jan, Karen y Susan. Todo marcha sobre ruedas hasta que llega al barrio Robert Berchtold, junto a su esposa e hijos. Robert se convertirá pronto en la peor pesadilla de los Broberg, una pesadilla de la que tardarán décadas en despertar.

“Abduced In Plain Sight”, es un estremecedor documental dirigido por Skye Borgman. Un trabajo prolijamente filmado y documentado sobre una historia de sometimiento, mentiras, manipulación y pedofilia, que impacta por su crudeza y alcances.

Robert Berchtold se obsesiona con Jan, en ese entonces de doce años de edad, una de las hijas del matrimonio Broberg, apenas la conoce. Pero no “ataca” de inmediato, primero se gana la confianza del grupo familiar, hasta transformarse en el mejor amigo y vecino de la familia, para después de unos años y con el ingenuo permiso de los padres, salir con Jan en un breve viaje que con las horas se transformará en un secuestro de fatales consecuencias.

Sería un despropósito adelantar aquí detalles de todos los acontecimientos narrados en el documental, la cinta avanza como una película de misterio en el que poco a poco se develan los hechos de la historia, que son muchos y están apoyados en impactantes testimonios de los involucrados, a la vez que graficados con abundante material audiovisual proporcionado por las propias víctimas, una fatal cadena de acontecimientos que se expande por años y que no solo involucra directamente a Robert y Jan sino que a toda la familia.

Lo que más impacta es como el tipo, un mitómano y fabulador de rasgos sicopáticos según se establece, con una no muy plácida historia de vida, se infiltra a fondo en la mente de Jan y sus padres, para desde ahí, manipularlos a su favor tras el propósito de abusar de la niña.

Es una historia sórdida, que se arrastra por mucho tiempo, llena de hechos y vericuetos sombríos, plagada de consideraciones de tipo sexual y que da cuenta de cómo un tipo cuarentón, de vida en apariencia absolutamente normal, escondía un verdadero depredador sexual.

Un trabajo audiovisual detallista y riguroso, que a pesar del tema, se aleja de todo morbo o impacto gratuito, y que a través de una historia particular, se abre a lo general como una advertencia a que pongamos extrema atención a quienes dejamos entrar a nuestro ámbito más íntimo. Tras la fachada del vecino-amigo perfecto puede acechar un lobo.

Disponible en Netflix.

Deja un comentario