• Dirigida por el dramaturgo Alejandro Moreno. Cuenta con las actuaciones de Millaray Lobos, Paulina García, Alfredo Castro, Michael Silva, Paola Lattus.
  • Para proporcionar la importancia fundamental al contexto árido, en el que se desenvuelve la tragedia, el rodaje se realizó en el Norte de Chile en el muelle de Caldera, el Cerro Imán, la Casa de Sal y la Mina de Cuarzo Andacollita.
  • Del 9 de mayo en cines de todo el país.

En 1999, en el contexto de la Muestra de Dramaturgia Nacional, el chileno Alejandro Moreno estrenó en la sala Víctor Jara su propia versión de ‘Medea’, la clásica tragedia de Eurípides. Veinte años más tarde, el autor hoy avecindado en Nueva York se atreve con una versión cinematográfica que cuenta con un elenco predilecto: Millaray Lobos -quien también interpretó a Medea sobre las tablas-, Paulina García, Alfredo Castro, Michael Silva (El Cristo ciego) y Paola Lattus (El club).


‘Medea’, una película ambientada en el desierto de Atacama y que ya se proyectó en el Festival de Cine de Guadalajara, se estrenará en cines de Santiago y regiones el próximo 9 de mayo. Distribuye JIRAFA.


Medea es una mujer extranjera a quien su esposo Jasón arrastró hacia el desierto de Atacama. Así, vaga por la precaria realidad de la industria minera. En este lugar geográficamente extremo, Jasón la abandonará y ella será expulsada de la región. Pero planeará su venganza invocando su fuerza más íntima.


“Medea se quedó ahí dando vueltas, sobre todo me venían constantemente los textos de ellas, las cosas que ella decía, que yo no me sentía tan autor, sino que era como un habla independiente de una mujer que había sido humillada y quería vengarse”, cuenta el director. “Esta voz, se volvía más presente en el desierto. Medea contra el espacio vacío de un desierto de Atacama que florece todos los años y pensé, que si no floreciera la culpa sería de Medea. Y ahí empecé a pensar la película”.


“En el mito original Medea es una mujer muy poderosa, hechicera, que se arranca completamente enamorada de Jasón, con su nuevo esposo hacia la tierra de donde él viene”, analiza Moreno. “Es una película con un discurso feminista desde sus inicios. En una parte Medea se da cuenta del abuso de los hombres, le habla esto a las mujeres mineras, que como ella dice ‘mujeres mineras que saben que todo lo que se sabe de este mundo mirando las estrellas, se comprueba excavando el centro de la tierra’. Medea se relaciona con estas mujeres mineras, como si ellas fueran un coro que vive en las penumbras de las minas”.


El largometraje, que no tiene un espacio temporal definido, tuvo un rodaje de 11 días en el norte de Chile. Las locaciones escogidas fueron el Muelle de Caldera, el Cerro Imán, la Casa de Sal y la mina de cuarzo Andacollita.


“Es una película que fue realizada colectivamente con artistas locales y eso la vuelve única, es una película que unió a los artistas de Atacama y apoyó la creación audiovisual en la región”, añade el dramaturgo y cineasta. “Yo soy de allá y filmé allá, y seguiré haciéndolo. Es decir, no éramos extranjeros alucinados con los paisajes, porque los paisajes nosotros ya los conocimos, entonces son otras lecturas las que se producen en el espacio”.


‘Medea’ contó con un fondo de cultura del Gobierno Regional de Atacama además de aportes de empresas locales y de un club de adultos mayores de la zona.









Deja un comentario