La obra audiovisual de  José Luis Torres Leiva  es parte del ciclo Ciclo  Miradoc y será exhibida este domingo 21 de abril con entrada liberada

José Luis Torres Leiva (“El cielo, la tierra y la lluvia”, “Verano”), uno de los cineastas chilenos más reconocidos internacionalmente, decidió seguir al documentalista Ignacio Agüero mientras preparaba su primer largometraje de ficción en Chiloé, construido en torno al mito de una joven pareja de novios que desaparece en los bosques de la isla Meulín. El resultado de ese seguimiento es “El viento sabe que vuelvo a casa”.

“Me atraía ese mundo aparte que representa vivir en lugares aislados donde la concepción de vida se basa muchas veces en visiones muy personales sobre el cotidiano o las relaciones humanas”, señala Torres Leiva. El proyecto se rodó en tres semanas: la primera se enfocó en el registro de paisajes y las dos siguientes con Ignacio Agüero.

Producido por Catalina Vergara, el filme forma parte de MiraDoc, programa que se ha dedicado a difundir la producción documental chilena a lo largo del país y con quien el Museo Violeta Parra mantiene una alianza que permite exhibir mensualmente documentales de gran factura y calidad.

Domingo 21 de abril / 16:00 horas / Sala Antar
Avenida Vicuña Mackenna 37, Santiago
Entrada liberada.






Deja un comentario