 El viernes 17 de mayo se estrena el segundo título de la Temporada de ballet 2019: Eugenio Oneguin, un apasionado drama en danza, con música de Tchaikovski.

 Eugenio Onegin, basado en la novela de Alexander Pushkin, se presentará en la versión de John Cranko

 Las entradas van desde los cuatro mil pesos y se pueden comprar a través de boleterías o www.municipal.cl

Tatiana –una muchacha ingenua y soñadora– y Eugenio Oneguin, –un misántropo egoísta y orgulloso– son los protagonistas de una historia marcada por la pasión, el amor no correspondido y el remordimiento.

Estrenada en 1965 y revisada en 1967, Eugenio Oneguin es considerada la obra maestra de John Cranko. Un drama en danza basado en la novela homónima de Aleksandr Pushkin y con música de Piotr I. Tchaikovski, cuyas piezas –correspondientes a la literatura pianística y sinfónica del compositor y no a la partitura de la ópera– fueron seleccionadas para acompañar al desarrollo del argumento y al diálogo expresivo de las escenas recreadas por el coreógrafo sudafricano.

Marcia Haydée, Directora Artística del Ballet de Santiago y para quien fuera creado el papel de Tatiana, comenta que “Eugenio Oneguin lo tiene todo: pasajes cómicos, tragedia y drama intenso. Así de intensa es también la coreografía, que incluye una serie de pas de deux muy difíciles, vals, mazurcas y polonesa. Es un ballet muy exigente, pues requiere de experiencia, de la realización de movimientos rápidos, de mucha coordinación y de complicidad.

En esta ocasión, el papel principal de Oneguin será interpretado por Rodrigo Guzmán, José Manuel Ghiso y Gabriel Bucher, en tanto que Tatiana, será bailado por Natalia Berríos, Andreza Randisek y Romina Contreras. Además, Reid Anderson, quien fuera Director del Ballet de Stuttgart entre 1996 y 2018, será el encargado de la reposición de esta obra de Cranko.

De Eugenio Oneguin se ofrecerán cinco funciones entre el 17 y el 23 de mayo. Los precios van desde los cuatro mil pesos. Más información y venta de entradas a través de www.municipal.cl

Deja un comentario