• La obra contará además con los destacados solistas nacionales Francisca Muñoz, Alexis Sánchez, Arturo Jiménez y Francisco Salgado.

El programa contempla la Sinfonía N°25 de Mozart, Primera noche de Walpurgis, de Felix Mendelssohn, y Germinal, del reconocido compositor chileno Cirilo Vila.

El destacado maestro chileno radicado en Estados Unidos, José Luis Domínguez, vuelve a tomar la batuta de la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile en un atractivo programa que repasará tres importantes obras de diferentes épocas y estilos. El concierto, que contará también con la participación del Coro Sinfónico, se presentará el viernes 31 de mayo y sábado 1 de junio a las 19:40 horas en el Teatro Universidad de Chile.

            “Más que un viaje metafórico por las épocas, yo lo considero un viaje más bien práctico, estilístico, donde la Sinfónica va a tocar de tres maneras diferentes, lo que me parece muy interesante”, comenta el maestro Domínguez respecto del programa que abordará.

Así, la cita musical comenzará con Germinal, obra estrenada en 1989 y escrita por uno de los compositores fundamentales en la historia de la música chilena, Cirilo Vila. Formado desde temprana edad en la Casa de Bello, a comienzos de los 60’ parte a Europa a perfeccionarse, regresando al país en 1970 para desarrollar una larga e intensa actividad artística y formadora, siendo reconocido con el Premio Nacional de Música 2004. Será la primera vez que José Luis Domínguez conduzca una obra de esta figura esencial de la composición en Chile. “Nunca había tenido el privilegio”, señala, y agrega que tuvo clases con él gracias a un curso de música contemporánea que tomó. “Escuché mucho sus obras para piano y algunas de sus obras vocales, y siempre me llamó la atención que provoca sensaciones extremadamente especiales. Es casi como una meditación. El maestro tenía un talento impresionante para poner a la orquesta y al público en un estado mental muy claro, y creo que uno de sus grandes legados es el manejo que logra de la estructura psicológica que hay detrás”.

            El concierto continuará con la Sinfonía Nº 25 en Sol menor, kv. 183, de Wolfgang Amadeus Mozart, quien la escribió cuando tenía sólo 17 años. Marcada por el dramatismo propio de la juventud, esta sinfonía “es muy querida por el público y los músicos”, señala Domínguez, y añade que aquí se puede apreciar la diferencia de estilos. “En el caso del maestro Vila, su genialidad está en la orquestación, en el uso de los recursos rítmicos y tímbricos, entonces es una forma de tocar muy diferente a la Mozart, que es mucho más clásica, en este caso con la Sinfonía 25, que haremos en una forma reducida”.

            El programa culminará con la Primera noche de Walpurgis, de Felix Mendelsssohn, obra basada en un poema de Goethe, que reunirá en el escenario a la orquesta y el Coro Sinfónico de la Universidad de Chile, conjunto vocal dirigido por el maestro Juan Pablo Villarroel. Junto con ellos, estarán los destacados solistas nacionales Francisca Muñoz, mezzosoprano; Alexis Sánchez, tenor; Arturo Jiménez, barítono; y Francisco Salgado, bajo.

“La obra de Mendelssohn si bien es muy romántica y bien espectacular, tiene todavía mucha construcción clásica en su orquestación”, señala Domínguez. La pieza, al igual que otras creaciones románticas, se centra en tópicos relacionados con lo sobrenatural, aludiendo a la noche de Walpurgis, antigua festividad vinculada a los pueblos germanos, donde se venera a los dioses de la fertilidad.

Las entradas para este concierto están disponibles en la boletería del Teatro Universidad de Chile y a través del sistema Daleticket (www.daleticket.cl), desde $6.000, con descuentos de hasta 40% para estudiantes y adultos mayores, entre otros.

31 de mayo y 1 de junio a las 19:40 horas en el Teatro U. de Chile (Metro Baquedano). Entradas entre 6 mil y 15 mil pesos.

Fotos: Patricio Melo.









Deja un comentario