A casi dos décadas del inicio del proyecto original de un edificio con forma de ballena «varada» en la costa y que acogería al Museo y Archivo de Castro, la ciudad de los palafitos por fin recuperó la singular estructura, en la que finalmente se instaló el Centro de Creación Artística (Cecrea), del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio.

La idea original perteneció a los arquitectos Vesna Yurac y Jorge Iturra, ambos funcionarios del municipio de Castro en la época del inicio del proyecto, recuerda el entonces alcalde de la comuna, Nelson Águila. «Ellos me propusieron el diseño y la posibilidad de que se ejecutara dentro de sus funciones», agrega.

El terreno era municipal, los arquitectos eran funcionarios, pero los problemas vinieron luego, por la forma de financiamiento, narra Águila.

«Se inició en etapas de $50 millones que entregaba la Subdere y cada etapa había que licitarla (…) hasta que conseguimos el financiamiento del BID turismo del gobierno regional», añade el actual consejero de Los Lagos.

En 2016, el entonces Consejo de la Cultura propuso la recuperación para destinarlo al Cecrea, un proyecto que busca dotar a todas las regiones de uno de estos establecimientos para fomentar la creatividad de niños y jóvenes.

El municipio entregó las instalaciones en usufructo al ministerio por 30 años.

«Se destinaron $2.500 millones, se recuperó parte de la estructura de la ballena, que corresponde al edificio original. Estaba en el imaginario colectivo, se trataba de mantenerlo, pero el resto se demolió por el estado de conservación en que estaba», explica David Donoso, encargado de Infraestructura del Ministerio de las Culturas.

Las obras las ejecutó la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, como contraparte técnica, y en total suman cerca de 1.400 m {+2} de construcción que incluyen un edificio aledaño, conectado a la ballena, con espacios destinados tanto a la creación como a la exposición.

El Cecrea está ya abierto y exhibe su primera exposición: Et Migrandi, del colectivo Tsonami, que invita a los espectadores a una experiencia relacionada con los procesos migratorios del mundo animal.










Deja un comentario