• Del 5 de julio al 22 de septiembre.
  • La primera exhibición individual del artista chileno en el Museo Nacional de Bellas Artes, incluye más de 60 fotografías, dos relieves 3D y una videoinstalación de gran formato.
  • La muestra, que cuenta con la curatoría de Andrea Josch, interviene obras históricas a través de manipulación digital y tecnología 3D.
  • Es fruto de la investigación en terreno sobre los monumentos conmemorativos del siglo XIX y XX en Chile, Perú, Bolivia y Argentina.

Con el fin de reflexionar sobre la historia latinoamericana moderna, la memoria colectiva en relación al espacio público y la construcción de identidades nacionales, el artista Andrés Durán investigó durante cinco años monumentos conmemorativos erguidos en Chile, Perú, Bolivia y Argentina. Éstos son intervenidos digitalmente, a través de técnicas avanzas de postproducción digital, para crear imágenes ficticias que les devuelven la mirada y su presencia en la ciudad contemporánea. El resultado es la muestra Monumento Editado, que se presenta del 5 de julio al 22 de septiembre en el ala norte del Museo Nacional de Bellas Artes (MNBA).

Curada por Andrea Josch, la primera exhibición individual del artista chileno Andrés Durán en el MNBA, incluye más de 60 fotografías, dos relieves y una videoinstalación de gran formato con cuatro canales, con los que pretende dar cuenta del estado de invisibilidad de los monumentos para “cuestionar la representatividad del imaginario europeo en la construcción de un imaginario histórico local, relacionado con el movimiento independentista”, explica el autor.

Los monumentos intervenidos fueron erigidos a partir de la segunda mitad del siglo XIX hasta mediados del siglo XX, para resaltar un imaginario simbólico de carácter heroico y patriótico. La mayoría fue encargada a Europa. Hoy, han pasado al anonimato para muchos transeúntes.

“Mi objetivo, como en muchos de mis trabajos, es utilizar la ficción para volver a mirar nuestro entorno y la ciudad en que habitamos. Si los monumentos en el espacio público representan invisibilidad, mi trabajo es justamente exacerbar esa invisibilidad y construir ficciones que nos generen preguntas sobre estos elementos emplazados en la ciudad”, enfatiza el artista.

En el transcurso de la exposición, se presentará una intervención en el espacio público utilizando realidad aumentada, la que ofrecerá la posibilidad de visualizar la edición de monumento en el mismo lugar donde se encuentra emplazado. “Para mí es de gran importancia poder llegar a un público más amplio, presentando temáticas que nos interpelan a todos como ciudadanos, que es justamente volver a pensar nuestra historia, la construcción de lo heroico y los procesos transversales que generaron el imaginario de nación en estos cuatro países”, agrega.

La muestra contará con la distribución de un plano desplegable que entregará información detallada de otros monumentos instalados en el sector Santiago, con el fin de invitar a recorrer el centro cívico y volver a centrar la mirada hacia ellos. Así, se espera llegar al público más allá del Museo.

Deja un comentario