La intensidad dramática de Sangre Como la Mía junto a la irreverencia y humor negro de Heterofobia, se unen en la tercera parte y final de la trilogía Identidad y Memoria Homosexual en Chile, de Jimmy Daccarett.

 Jorge Marchant Lazcano, Juan Claudio Burgos, Bosco Cayo y Pablo Dubott escriben la historia de amor entre dos hombres que cruza tiempos y géneros para abordar temas como el teatro, el virus del Sida y la libertad de elegir.

¿Vivir indetectable o morir de Sida? Chile se encuentra dentro de los 10 países donde más han aparecido nuevos casos de VIH.  Narciso Fracturado, tercera obra de la trilogía Identidad y Memoria Homosexual en Chile – luego de Sangre Como la Mía y Heterofobia–, se hace cargo de la importancia del tema, llevándolo a escena a través de un montaje que une lo político y poético con drama, fantasía y humor negro. La historia de amor entre dos hombres es reconstruida de manera fragmentada por cuatro destacados dramaturgos nacionales de distintas generaciones: Jorge Marchant Lazcano, Juan Claudio Burgos, Bosco Cayo y Pablo Dubott.

“Ellos vuelcan sus propias reflexiones y experiencias en torno a las preguntas sobre qué fue y qué es ser homosexual en Chile desde varios planos: lo afectivo, lo sexual, lo familiar, lo social, lo político e, incluso, lo teatral”, cuenta su director Jimmy Daccarett sobre la obra que debuta el próximo 27 de junio en Centro Gabriela Mistral, GAM (Alameda casi esquina Lastarria. Metro U. Católica).

Hechos del pasado y del presente, perspectivas reales y ficcionales de la relación de estos dos amantes que se separan y se reencuentran en circunstancias críticas, se irán cruzando con teorías conspirativas sobre el VIH, la maldición de un patinador suicida, las tentaciones de San Sebastián, una mujer trans que abre un asilo para ancianos LGBT y superhéroes gay.

“Queremos que nuestros espectadores homosexuales se sientan reconocidos y expresados y que tengan la posibilidad de reflexionar acerca de los aspectos familiares, sociales, políticos, afectivos y sexuales que nos definen y caracterizan como colectivo. Por otra parte, queremos generar en el público heterosexual la capacidad de identificar y comprender ciertos elementos comunes a cualquier homosexual que actualmente viva en Chile”, agrega.

La obra indaga en temáticas de gran relevancia y atingencia en nuestro país, como es el VIH/SIDA o la posibilidad de elegir sobre la propia muerte. A través de una relación entre dos hombres que se ha mantenido en el tiempo, a pesar de las promesas no cumplidas, las traiciones y las rupturas, y que ahora los reencuentra para enfrentarse a decisiones ineludibles que exigen valentía y generosidad, se reflexiona en cómo superar el miedo, la debilidad, la fragilidad y en cómo lograr la libertad verdadera.

A nivel escénico, los actores Freddy Araya y Nono Hidalgo interpretan no sólo a los dos roles principales de esta historia, sino también a los papeles secundarios, masculinos o femeninos, reales o ficticios, con los que ellos interactúan, siendo apoyados en los cambios de espacio y tiempo por las atmósferas lumínicas de Ricardo Romero, las texturas musicales de Daniel Marabolí y las proyecciones visuales de Eduardo Cerón y Guillermo Donoso.

28 de junio al 20 de julio / miércoles a sábado, 21 horas / $ 6.000 Gral., $ 3.000 Est. y adultos mayores.

Dirección: Jimmy Daccarett / Dramaturgia: Jorge Marchant Lazcano, Juan Claudio Burgos, Bosco Cayo y Pablo Dubott / Elenco: Freddy Araya y Nono Hidalgo / Dramaturgismo: Jimmy Daccarett y Coca Duarte / Asistencia de dirección: Cristina Tàpies / Producción: Stephanie Preller / Diseño sonoro y musical: Daniel Marabolí / Diseño integral: Ricardo Romero / Proyecciones visuales: Guillermo Donoso y Eduardo Cerón / Prensa: Claudia Palominos.






















Deja un comentario