El Ballet Namuñi Faré, dirigido por el maestro guineano Bangally Sylla, trae a escena la obra de danza y percusión africana “El río sagrado”, donde 22 artistas transmitirán la tradición y cosmovisión de esta cultura en un montaje nunca antes visto en nuestro país.

Un montaje dirigido a toda la familia que se presentará en el Anfiteatro de Bellas Artes con únicas tres funciones, los viernes 19 y 26 de julio y 2 de agosto a las 20:00 hrs.

Tradición y cultura a través de la danza y la percusión. El Ballet Namuñi Fare, integrado por 20 artistas chilenos y dos africanos, bajo la dirección del maestro guineano Bangaly Sylla, trae por primera vez a nuestro país un espectáculo que rescata las raíces del noroeste de África, donde el movimiento al ritmo de los tambores son los protagonistas.

Siguiendo la metodología y tradición de los ballets africanos, “El río sagrado” pone en valor sobre el escenario su cultura, los ritmos, pero también sus costumbres y creencias, la importancia de hacer comunidad y el respeto por la naturaleza.

“Los ballets son la forma en que hemos podido representar la cultura de Guinea en el mundo entero. Y por primera vez podemos mostrarla en Chile, con artistas locales que se han interesado en visibilizar esto. A través de esta creación vamos a mostrar una historia y una tradición que la gente no conoce, no solo nuestra danza, nuestra música, sino también nuestra relación con la naturaleza”, explica Bangaly Sylla, maestro en danza y percusión africana con más de 18 años de experiencia y que el año pasado llegó a Chile para formar el primer ballet africano de nuestro país.

El estreno de “El río sagrado”, una obra para ser disfrutada en familia, será en el Anfiteatro de Bellas Artes y tendrá solo 3 funciones los días viernes 19 y 26 de julio y 2 de agosto.

“Este es un espectáculo dirigido a todo tipo de público, que lo hará vibrar con una efervescencia única y constante en escena y que a la vez apela a lo emocional, a un cuestionamiento de nuestra visión occidental”, dice Nicole Giese, directora general del ballet. “Queremos mostrar las raíces de una cultura en un país donde hace mucha falta eso, la conexión con nuestra tradición y con las raíces de cada uno”.

El montaje se sitúa en una aldea de Guinea, donde la comunidad se ve enfrentada a los espíritus que habitan el río. La historia está basada en una vivencia del propio Bangaly, donde lo humano y lo sobrenatural conviven en el mismo plano. “Esto no se trata de una leyenda, esto no es ficción. Es una historia real, lo que nos cuentan nuestros ancestros y lo que nosotros vivimos, nuestra tradición”, afirma.

En la cultura africana existen espacios sagrados que son protegidos por fuerzas sobrenaturales. La obra nos remite a los alrededores de un río y la relación entre la comunidad que lo habita y los espíritus que lo protegen. En esta comunidad habita una curiosa niña que se adentra en la rivera y que al transgredir las leyes de la naturaleza es llevada por el espíritu que cuida el río. Entonces un gran revuelo se produce en la aldea y así comienza su búsqueda. A través de música, baile, cantos y magia, el espectador será testigo de la riqueza y despliegue de esta cultura y sus tradiciones ancestrales.

Viernes 19 y 26 de julio y 2 de agosto 20:00 hrs / Anfiteatro de Bellas Artes / Valores: $6.000 general, $5.000 preventa y $3.000 estudiantes y tercera edad / Preventa de entradas al mail balletnamunifare@gmail.com














Deja un comentario