El programa impulsado por Fundación Teatro a Mil, beneficiará a más de 100 niñas y niños de 5° y 6° básico de las escuelas Manuel Rodríguez y El Roto Chileno.

Gracias a un convenio con la Corporación de Educación de Talagante, desde este miércoles, dos nuevos establecimientos integrarán a su currículo el programa Teatro en la Educación. Se trata de las escuelas Manuel Rodríguez y El Roto Chileno, ambas ubicadas en la comuna, las que por primera vez se sumarán a esta iniciativa que, desde el año 2016, busca contribuir a la formación integral de las y los estudiantes, mediante metodologías vinculadas al teatro aplicado en la educación.

Para la puesta en marcha de Teatro en la Educación en Talagante, se realizará una adaptación curricular del programa, integrando contenidos y unidades de aprendizaje al segundo semestre de este año. De esta manera, se busca que las y los cerca de 100 estudiantes tengan el tiempo suficiente para adquirir habilidades, tanto para el trabajo en equipo, como para el juego dramático y la profundización de la técnica teatral. El proceso cerrará en diciembre con una muestra abierta a público.

En Talagante, las jornadas serán guiada por Valentina Santana, pedagoga teatral que durante 2018 implementó el programa Teatro en la Educación en las escuelas Finlandia y Antilhue. Ambos establecimientos fueron parte del convenio de colaboración firmado entre Fundación Teatro a Mil y el Servicio Local de Barrancas, que permitió la implementación del programa en las comunas de Pudahuel, Cerro Navia y Lo Prado.

Sobre los impactos de esta iniciativa, Valentina comenta que más allá de lo exclusivamente artístico, el programa busca transformarse en un vehículo de desarrollo personal y social: “Las herramientas teatrales permiten que el estudiante se forme de manera multidimensional, alcanzando una de las habilidades más altas a nivel de aprendizaje, que es crear. Y eso es lo que me convoca a mí como pedagoga teatral: que los estudiantes logren conocerse a sí mismos y a su entorno, para que el teatro sea el medio al servicio de sus creaciones, en coherencia con sus vivencias, territorio e intereses. Facilitar un proceso pedagógico para que ellos mismos descubran sus posibilidades expresivas, logrando una cohesión grupal que permita que al fin del proceso se consiga un resultado acorde a lo trabajado, combinando la técnica con el desarrollo de las habilidades sociales y emocionales”.

Deja un comentario