El montaje es la primera entrega del proyecto experimental de Artes Escénicas, Cuerpos sin Borde, que reúne a dos colectivos femeninos: Desbordar (Chile) y Synecdoque Escena (España), quienes mediante una investigación conjunta se funden en una sola creación que problematiza la imagen social de la mujer. La obra se estrena el 13 de agosto en la sala que cuenta con el financiamiento del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a través de su programa Otras Instituciones Colaboradoras.

La colaboración entre ambas actrices formadas en el Workcenter of Jerzy Grotowski and Thomas Richards, nace de la observación e identificación de rasgos sociales, “la pregunta sobre quién soy más allá de esas definiciones. En este caso compartimos la categoría mujer y nos preguntamos cómo remecer y cuestionar los bordes que delimitan eso que somos. La celebración como un posible lugar de quiebre, el canto como detonador de una experiencia extraordinaria y el cuerpo que busca otras maneras de organizarse a sí mismo”, comenta la codirectora Teresa Salas.

La dupla española, en tanto, está conformada por la actriz ciega Silvia Micó, que ya había trabajando anteriormente con la directora Itahisa Borges,“el trabajo en conjunto viene de otro proceso desarrollado en Madrid donde investigamos sobre los orígenes identitarios de la mujer o de lo socialmente considerado como mujer, creo que es la persona perfecta para poder seguir en esta investigación en Chile y porque es interesante también el trabajo del desborde de la propias limitaciones, cómo se les encasilla y se les pone en lugares de estancos”, señala.

Colectivo Desbordar se integra por cinco mujeres: la actriz y directora Teresa Salas, la bailarina y coreógrafa Valentina Menz, las actrices Pamela Alarcón y Catalina Moya y la diseñadora teatral Gabriela Santibáñez. “El proceso ha sido intenso, hemos trabajado de forma colaborativa y la pieza se ha nutrido de experiencias íntimas y reflexiones de todas. En ese camino hemos atravesado lugares incómodos, encontrándonos con aquello que no queremos enfrentar, en la búsqueda de imaginar nuestro ser más allá de lo que nos marca y define desde una mirada masculina y que, sin embargo, forma parte de nosotras”comenta Valentina Menz, coreógrafa y performer de la puesta en escena.

Reseña

Re-ligare, un rito celebratorio. Asistimos a una fiesta que se está renovando eternamente. El canto despierta recuerdos que se propagan como la pólvora entre sus integrantes. La fiesta se transforma en celebración, desestabilizando la imagen social de la mujer encarnada en las artistas. Este proyecto experimental de artes escénicas, financiado por Iberescena, es una colaboración entre dos colectivos de mujeres, Synecdoque escena de España y Desbordar de Chile, que se proponen gestar una pieza en común a partir de la unión de sus procesos creativos.

13 al 22 de agosto / martes, miércoles y jueves a las 20 horas / Gral. $6.000.- Est. $3.000.- adultos mayores $4.000.- / Parque Forestal s/n / Metro Baquedano.











Deja un comentario