Resultado de imagen para Pavarotti Ron Howard

Por José Luis Arredondo.

Ya está en cines chilenos el documental «Pavarotti», producido y dirigido por Ron Howard, ganador del Oscar y reconocido cineasta estadounidense. Se trata de un pormenorizado viaje por la vida y la carrera del tenor más mediático, icónico y popular del siglo XX; una figura que desde su explosivo debut a inicios de los años 60 se instaló -gracias a su inigualable voz e indudable carisma- no sólo en la cima de la lírica, sino del universo de la música en el más amplio espectro.

El director Ron Howard (prolijo realizador de «Una mente brillante», «Cocoon», «Apolo 13» y «El Código Da Vinci», además del documental sobre The Beatles «Eight Days a Week», entre otros) inunda la pantalla con abundante material audiovisual para mostrarnos de forma inequívoca que estamos frente a la documentada biografía de una verdadera estrella. Un genuino rockstar de la ópera.

Nacido en Módena en 1935, hijo de padre tenor, Pavarotti compartió con él desde muy joven el amor por la lírica. En este documental, lo vemos avanzar a pasos agigantados hacia la cumbre de su arte, apoyado en su timbre brillante, en su facilidad para llegar a los agudos y en una pasmosa facilidad para abordar cuanta aria de ópera se le cruzara en el camino.

Se perciben en el documental claramente dos partes. En la primera asistimos al irresistible ascenso hacia el estrellato del joven Luciano. Lo vemos y escuchamos triunfar en Europa y Estados Unidos, y ganarse la admiración y el respeto de colegas y público aficionado a la lírica. Ahí están los testimonios de conocidas figuras de la ópera, como Carol Vannes, Angela Gheorghiu, Plácido Domingo, José Carreras, el director Zubin Metha y Vittorio Grigolo, quienes hablan de su técnica, de su voz y de ese carisma escénico que lo acompañó toda su carrera.

En la segunda parte, asistimos al explosiva popularidad que alcanza ante todo tipo de audiencias, cimentada en el enorme éxito que le implica cantar junto a Plácido Domingo y José Carreras como Los Tres Tenores. Desde su estreno en las legendarias Termas de Caracalla, durante el Mundial de Fútbol de 1990, y de la mano del mediático productor Tibor Rudas, el espectáculo concitó la atención de millones de personas a nivel global y llevó a los célebres cantantes a presentarse en estadios y coliseos repletos de todo el mundo.

Esta es la época en que Pavarotti expande su carrera también hacia los espectáculos masivos que lo ligan a las grandes estrellas del pop y el rock (Pavarotti & Friends), donde comparte el escenario de su natal Módena con Bono, Zucchero, Sting, Michael Bolton y muchas figuras más. Es el Pavarotti más transversal, en un tiempo marcado por la participación en shows benéficos y la cercanía con personajes mundiales de la filantropía como la Princesa Diana de Gales, con quien hizo gran amistad.

El director Ron Howard incluye valiosos testimonios de sus representantes, colaboradores y círculo familiar, para completar un retrato no sólo del cantante, sino también del hombre tras la estrella (sin obviar sus altibajos sentimentales). Pavarotti fue un gozador de la vida y la música, que cantaba en la ducha y disfrutaba grabando todo con una cámara personal; un artista que procuraba sacar lo mejor de cada momento con una actitud alegre hasta el día de su muerte, el 6 de septiembre de 2007, a causa de un cáncer de páncreas.

«Pavarotti» es un gran documental homenaje, emotivo y chispeante, que nos adentra en la vida y carrera de un ser luminoso, un artista dotado de un talento único y una voz que se convirtió en un símbolo de la lírica. Un cantante irrepetible que dejó profunda huella en cada persona que pasó por su vida y en cada espectador que se deslumbró con su arte.

Deja un comentario