• Un documental codirigido por Teresa Arredondo y Carlos Vásquez Méndez.
  • La película expone a partir de las declaraciones judiciales, el crimen cometido por la policía contra 19 trabajadores días después del Golpe de Estado de 1973. Luego de 40 años, uno de los policías involucrados rompió el pacto de silencio.

A 46 años de la matanza de Laja y San Rosendo se estrena comercialmente este 7 de noviembre en cines el premiado largometraje documental ‘Las Cruces’ dirigido por Teresa Arredondo y Carlos Vásquez Méndez, producida por Claudio Leiva Araos (Nada pertenece a la memoria, Demoliendo el muro) y Patricio Muñoz G. (nadasimple todosimple), que nos narra con un tono sobrio y una mirada inquebrantable “una masacre patrocinada por el Estado, tiempo durante el cual ha sido preciso vencer el miedo, adentrarse en el laberinto del silencio, ver a los magistrados declararse incompetentes y a los tribunales sobreseer la causa para volver a abrirla. Romper el mutismo cómplice y derribar las poderosas barreras impuestas a la verdad”, indican los realizadores.

El documental ‘Las Cruces’, nos narra los hechos ocurridos en septiembre de 1973, días después del Golpe Militar, cuando 19 trabajadores fueron arrestados y llevados a la estación de policía de Laja. Después de ser detenidos 5 días, desaparecieron. La policía les dijo a sus familiares que fueron trasladados a un regimiento militar en la ciudad de Los Ángeles, pero no los encontraron allí. Buscaron durante 6 años hasta que sus restos aparecieron en el cementerio de Yumbel. Nadie dijo nada sobre su muerte y no hubo explicación sobre cómo llegaron allí. Casi 40 años después de la masacre, uno de los policías involucrados, que hasta ahora había negado cualquier participación en estos asesinatos, rompió el pacto de silencio que habían hecho la noche de la matanza y se reabrió el caso. De esta manera se sabe que la noche del 18 de septiembre de 1973, los 19 trabajadores fueron asesinados en un bosque cerca de la ciudad de Laja, y que la Compañía de Manufacturera de Papeles y Cartones (CMPC) tuvo relación con esas muertes. Poco a poco, los policías dieron su testimonio que ayudó a reconstruir los detalles de los días en que los trabajadores fueron capturados, encarcelados, torturados y la noche en que fueron asesinados por la espalda. A pesar de las confesiones y los resultados de la investigación, la justicia no ha tomado ninguna medida contra el CMPC, que todavía opera en Laja, y todos los oficiales involucrados en los asesinatos esa noche están libres después de pagar una fianza muy baja. Hoy, el caso sigue abierto a la espera de saber quiénes serán condenados.

En el año 2011 los realizadores se interesaron sobre este caso. “Desde el comienzo nos llamó la atención que la masacre fue dirigida por carabineros, no por el ejército. Muchos de los policías que ejecutaron a los obreros, los conocían. Después de 40 años uno de los policías rompió el pacto de silencio y hoy el juicio sigue abierto. Nos llamó la atención que ‘La Papelera’ (CMPC), como se conocía en ese momento, que era una empresa privada, participó en la masacre y colaboró logísticamente, en la detención de sus trabajadores. Entonces, el momento decisivo fue cuando conocimos a los familiares de las víctimas y nos dimos cuenta de que tantos años después, con todas las declaraciones realizadas, todavía están tratando de obtener justicia. Nuestra primera razón fue por intentar mantener la memoria viva. De alguna manera pensamos que existía la posibilidad de que la memoria de los familiares pasara también a ser parte de una memoria colectiva, que esa memoria sea parte también de todo aquel que vea la película. Lo contrario al olvido no es necesariamente el recuerdo, sino es el respeto, acercamiento, entendimiento, acompañamiento y acuerdo”, señala Arredondo.

El documental ‘Las Cruces’ se estrena comercialmente gracias a la convocatoria pública de ‘Estrenos chilenos en red’ organizado por la Red de Salas de Cine de Chile, la cual contempla exhibiciones en las ciudades de Santiago, Valparaíso, Constitución, Chillán, Valdivia, Puerto Varas.





Deja un comentario