Fiel a su compromiso social, el cuerpo artístico junto a su director titular, Rodolfo Saglimbeni, se presentó el jueves ante los alumnos del establecimiento.

Niños, profesores y algunos apoderados disfrutaron de extractos de obras como la Sinfonía Nº 5 y Nº 9 de Beethoven, Sinfonía Nº 40 de Mozart y la ópera Carmen de Bizet.

Como un modo de estar presente en estos momentos a través de la música, elevar el espíritu y unir generaciones, el jueves 7 de noviembre a las 10:30 la OSNCH ofreció un concierto a los alumnos del colegio de educación básica José Toribio Medina de Ñuñoa. Junto a su director titular, Rodolfo Saglimbeni, los músicos hicieron participar a niños, jóvenes y profesores, quienes entusiastas aplaudieron el repertorio que incluyó extractos de la Sinfonía Nº 5 y Sinfonía Nº 9 de Beethoven, Sinfonía Nº 40 y Pequeña Serenata Nocturna de Mozart, así como de la ópera Carmen de George Bizet, para terminar con un bis de la Cueca de Tres Aires Chilenos de Enrique Soro.

Al finalizar el concierto, varios estudiantes se acercaron a la orquesta para hacer preguntas, conocer los instrumentos y felicitar a los músicos. Tal entusiasmo fue compartido por Silvia Quintanilla, inspectora general del establecimiento educacional, quien señaló que «es un privilegio para nosotros haber tenido esta tremenda oportunidad de que nos visitaran, pues creo que el arte une y la música nos alimenta el alma». La educadora añadió que «esto es muy bueno. Ojalá se repita y difunda por todos los colegios, porque a los niños hay que acercarles a la cultura, que es algo que hace mucha falta en nuestro país».

Por su parte, las y los estudiantes manifestaron su alegría ante la visita. «Nunca había visto una orquesta y me gustó mucho», opinó Agustina Sepúlveda de 10 años, quien indicó haber disfrutado especialmente la música de Beethoven. En tanto, Sofía Espinoza, de 9 años, quien tampoco había tenido la oportunidad de ver a una orquesta sinfónica en vivo, expresó: «¡Fue genial! Me encantó el último tema (extracto de Carmen) … en realidad, ¡me gustaron todos!».

La actividad se suma así a otras acciones que ha realizado la Sinfónica Nacional durante las últimas semanas, en el contexto de las demandas sociales que han marcado la agenda del país. Ellas han incluido dos conciertos abiertos en el frontis del Teatro Universidad de Chile (frente a Plaza Italia), además de una declaración difundida a través de redes sociales.







Deja un comentario