Por Diego Martínez

Durante la mañana de este martes 26 de noviembre, se llevó a cabo en el Centro Cultural Gabriela Mistral el “Encuentro Nueva Constitución y Cultura: ¿Cómo garantizamos su inclusión?”, el cual reunió en un primer bloque al abogado constitucionalista Jaime Bassa y a la Doctora en Historia y académica del Centro de Estudios Culturales Latinoamericanos de la Universidad de Chile, Claudia Zapata.

En esa primera parte del encuentro, ambos expositores enfatizaron en la importancia de participar de este momento constituyente debido a lo que estaba en juego para el país. Claudia Zapata, en particular, se manifestó a favor de abrir más espacios para la democracia y considerar la ampliación del padrón electoral de modo de permitir el sufragio para los jóvenes a contar de los 14 años de edad.

Más tarde, bajo el título de “Cultura en la Constitución”, un panel compuesto por el sociólogo Tomás Peters, doctor en estudios culturales; Andrés Young, abogado experto en legislación cultural; Francisco Brugnoli, artista visual, profesor y director del Museo de Arte Contemporáneo; Constanza Yévenes, representante del Cabildo Cultural Ciudadano e Ignacio Achurra, ex Presidente del Sindicato de Actores) abordó el rol que han adquirido las diversas expresiones artísticas en la calle tras el estallido social iniciado el 18 de octubre pasado. Aquí se señaló la importancia de la reapropiación de las artes por parte de la ciudadanía utilizándola como una “herramienta de lucha”, considerada así por la audiencia participe de este panel.

En este segundo bloque se profundizó el debate en torno al rol de la cultura desde una perspectiva histórica en su relación con la Constitución actual y como ésta ejerció un rol censurador en los primeros años de la transición, resaltando el ejemplo de la censura al estreno de “La última tentación de Cristo” en la década de los 90.

En ese contexto se analizó, por parte de Andrés Young, la actividad cultural chilena en democracia, donde se citaron casos de censura recientes, como fue la situación que vivió el artista visual Felipe Rivas en 2016 con su exposición “In-visible” en el Centex de Valparaíso. A pesar de que Rivas había firmado un contrato para exponer su trabajo en ese recinto (dependiente del Ministerios de las Culturas), éste fue marginado por su contenido a un mes de la inauguración.

En el foro en GAM se habló sobre cómo la comunidad de la cultura y las artes de nuestro país se ha articulado no sólo en torno a la movilización sino también a una conversación amplia y abierta con creadores y público. Así lo señaló Constanza Yévenes, quien fue parte del Calbildo Cultural realizado hace un par de semanas en Matucana 100 y que destacó la concurrencia de la ciudadanía respecto a conversar sobre el papel que jugará la creación cultural en una nueva constitución.

La jornada culminó con un consenso entre la audiencia y el panel en lo que respecta al rol de la cultura como instancia canalizadora y trasmisora del sentir ciudadano, más aún en tiempos de crisis y cambio como los actuales.

Deja un comentario