‘Nos défaites’, de Jean-Gabriel Périot, obra fundamental para comprender las demandas de las nuevas generaciones de jóvenes, será la encargada de abrir una nueva versión del Festival Internacional de Documentales de Santiago que se realizará del 2 al 11 de diciembre.

Este año, el festival contará con 21 películas y funcionará como un espacio de encuentro en torno a la situación que estamos viviendo como país. Se proyectarán, los registros que diferentes colectivos han hecho en las calles desde el reciente estallido social de octubre.

Tomando en cuenta los hechos que han marcado la vida en Chile durante las últimas semanas, la nueva edición buscará la reflexión y el diálogo a través del cine documental. La película inaugural refleja perfectamente estos cambios sociales que vive el país. Se trata del documental ‘Nos défaites’ (2019), del cineasta Jean-Gabriel Périot, registro de un grupo de adolescentes de la Francia de hoy que recrean películas icónicas de la era de 1968. Aunque en un comienzo apenas pueden definir el compromiso político o la idea de revolución, gradualmente se dan cuenta de que las perspectivas del pasado aún resuenan en nuestra política actual y que dentro de nuestras derrotas puede aumentar la fuerza para enfrentar el caos de hoy y sus desafíos. “Se hace sumamente elocuente para abrir el debate sobre el rol del cine ante la emergencia de los movimientos sociales”, opina Antonia Girardi, directora de FIDOCS.

Además, Girardi remarca la idea del festival como un espacio para el debate. “Hace algunas semanas, tras los sucesos del 18 de octubre, y ante la fuerte represión policial que comenzó a instalarse en las calles de todo el país, como Festival sentimos la necesidad de tomar una posición y abrir la instancia del evento como un espacio de encuentro, diálogo y reflexión. En medio de la incertidumbre, de si podríamos o no realizar el festival como estaba planeado, comenzamos a mirar a nuestro alrededor. Así como muchas realizadoras y realizadores salieron a la calle para registrar colectivamente lo que sucedía en el país, como equipo decidimos, a pesar de las dificultades logísticas, buscar la manera de adaptarnos y no suspender nuestras actividades”.

Sobre la programación de este año, explica: “Se caracteriza por expandir los límites hacia el cine de no ficción, como venía haciéndolo FIDOCS hace ya algunos años, incorporando en su selección películas que exceden lo estrictamente documental, borrando la frontera entre la ficción y el documental. Este año quisimos ir un poco más allá, instalando como bajada del festival la frase “El cine de lo real”. 

También se incluirá dentro de la programación experiencias de cine expandido, como la instalación en realidad aumentada, Memorial Rocas AR, donde el artista visual y documentalista Pepe Rovano, “reflexiona sobre nuestra memoria colectiva a partir de los cimientos de las demolidas cabañas de las Rocas de Santo Domingo, construidas en el marco del programa de los balnearios populares en la década de los 70’ y que luego del Golpe fueron utilizadas como centros de entrenamiento de tortura. La obra, de carácter interactivo, se montará durante las tardes de la semana del Festival, a partir del día 3 de diciembre, en el Frontis del MAVI, en la Plaza Mulato Gil. Además, para dar espacio a miradas urgentes, donde la pregunta por el rol del realizador, el quehacer cinematográfico y el valor de la autoría vuelve a aparecer en escena, abrimos la convocatoria Archivo en Proceso, destinada a realizadores, agrupaciones y colectivos audiovisuales que desde este 18 de octubre han salido a registrar lo que está pasando en la calle, cuyos resultados exhibiremos junto a un conversatorio abierto que se realizará en el marco del festival”.

Más detalles puedes ver en www.fidocs.cl





Deja un comentario