Por José Luis Arredondo.

La viuda de Apablaza, de Germán Luco Cruchaga:

Es uno de los grandes clásicos del teatro chileno de todos los tiempos y, a 90 años de su estreno, tiene un excelente nuevo aire en esta versión dirigida por Rodrigo Pérez, protagonizada por Catalina Saavedra y estrenada en el Centro Gam el 2016.

La Viuda es una mujer madura pero aún joven y con fuerzas, tanto para dirigir su fundo al interior de Temuco en las primeras décadas del siglo XX, como para amar apasionadamente. Para su desgracia se enamora de su hijastro, mucho menor que ella y quien está enamorado de otra mujer más acorde a su edad. Los celos de la viuda y el amor de Ñico por la chica que ama, desatan la tragedia.

La versión dirigida por Rodrigo Pérez conserva el espíritu y la forma de drama rural que tiene el original, donde prevalecen el habla campesina y los giros idiomáticos propios del ambiente que refleja, pero abre la pieza en lo teatral para sacarla de la mera estampa campestre y potenciar una mirada actual sobre la historia y el drama de los personajes.

Muy buenas actuaciones y una puesta en escena que rescata la fuerza y vigencia de la historia, con una mirada instalada en el siglo XXI.

La iguana de Alessandra, de Ramón Griffero, es una delirante comedia de fuerte impronta musical, escrita y dirigida por el reconocido dramaturgo y director, en el que una joven (Alessandra) viaja junto a su mascota (una iguana), desde la Italia de Mussolini hasta nuestro país en la actualidad, pasando por la España de Franco, la China de Mao y el Medio Oriente dominado por los Talibanes.

La puesta en escena es vertiginosa y marcadamente lúdica. Griffero repasa la historia y el destino del hombre bajo los totalitarismos, y lo hace con una mirada que combina muy bien la observación y reflexión política, con las claves propias del teatro musical.

Es una obra juguetona y a la vez reflexiva, muy colorida y ágil, que observa nuestra actual realidad social, desde una perspectiva que toma prestados hechos históricos foráneos para usarlos como espejo del Chile actual. El elenco exhibe un parejo nivel de calidad y se ve comprometido con el juego escénico que propone Griffero.

Réplica, de Isidora Stevenson, describe un sombrío futuro que se hizo inquietante presente con la violenta irrupción de la virtualidad en nuestras vidas, porque todo, o casi todo, lo que anticipó la literatura y el cine de ciencia-ficción, internet lo hizo realidad en pocos años.

En una misteriosa habitación de lo que sería un centro de Big Data, cinco personajes que no saben qué hacen ahí ni cómo llegaron a ese lugar, esperan respuesta a ésta y otras interrogantes. No se conocen entre si y un sólo dato los une: Los cinco conocen a un joven pirata informático que desapareció misteriosamente luego de alcanzar los niveles superiores (y más exigentes), de un juego virtual.

Isidora Stevenson se plantea los alcances y la profundidad que la virtualidad ha alcanzado en nuestras vidas, una verdadera invasión que cubrió en pocos años toda la vida del ser humano. Estamos como nunca presas y presos de «La Red», como cautivos de un Gran Hermano que controla todo lo que hacemos o dejamos de hacer.

Esta obra es una reflexión sobre la pérdida de identidad y el despojo de lo que hasta hoy llamamos «ser humano». La lenta e inexorable transformación del hombre a manos de un poder que, posiblemente, ya no es capaz de manejar.

Greta, de Ximena Carrera.

El mundo oceánico y el terrestre se entrecruzan en esta historia familiar que indaga sobre las semejanzas y conexiones que tenemos como seres humanos con el mundo de los cetáceos.

Una madre vive en la costa central junto a la menor de sus hijas, una mujer obsesionada con las ballenas y la historia de su padre, un marino devorado, al parecer, por el mar. Un fin de semana llegan a verlas las otras dos hijas, justo el día en que una ballena vara en la playa próxima a la casa. Este varamiento desencadena un tenso ajuste de cuentas entre madre e hijas, ya que estas últimas la presionan para que diga la verdad sobre el paradero del padre ausente.

Buena aproximación desde el teatro a temas que hasta hace poco eran solo preocupación de la ciencia o la ecología.

Estas cuatro obras están disponibles actualmente en la plataforma digital de Escenix.cl

Anuncios

Deja un comentario